Advertisements

“De mi carrera me quedo con mi debut y el gol ante el Madrid”

Muchos, los más jóvenes, lo conocerán por un famoso bocata astigitano, otros, podemos decir los no tan jóvenes, seguramente lo reconocerán por su nombre de pila e incluso serán capaces de narrar algunas de sus hazañas.

Y es que José Antonio Rodríguez Álvarez (Écija, 1966) o mejor dicho, “Melenas”, como era conocido popularmente en el mundo del fútbol, es alguien de quien todo ecijano ha escuchado hablar. Pues bien, para quienes no estén al tanto, “Melenas” fue un jugador que empezó a despuntar en la cantera del Juventud de Écija – actualmente desaparecido -, donde su habilidad de cara al gol le valió para ser reclutado por el Real Betis. Estaría 3 años en la cantera verdiblanca, debutando finalmente con solo 20 años en Primera División en el año 1987 ante el Cádiz, anotando el primer gol de los 4 que endosó el equipo bético ese día al conjunto gaditano. 31 partidos y 9 goles serían el bagaje del primer futbolista ecijano en la categoría más importante del fútbol español.

IMG-20140122-WA0000

Posteriormente militaría en equipos como el Recreativo de Huelva, el Extremadura o el Xerez, entre muchos otros. Casi 27 años han pasado de este debut en Primera División, y a pesar de que ha estado mucho tiempo desligado del mundo del fútbol y que su vida profesional está muy lejos del balón, sigue demostrando que cuando se pone las botas no ha perdido su facilidad de cara a la portería, como prueba los tres goles que marcó en el último partido de los veteranos del Betis en Cortegana.

Pues una vez que me retiré en el año 98, me ofrecieron la oportunidad de dirigir una academia de formación de empleados. Estuve 6 años en Sevilla dirigiendo esta academia, donde se formaban a personas en puestos de empleo como de administrativo, secretariado y otros. Posteriormente me salió la oportunidad de venir a Las Palmas de Gran Canaria a realizar la misma función. Siendo la que era por aquel entonces mi mujer de aquí, pues me vine sin pensarlo. Aquí sigo, siendo ahora, desde hace 3 años, dueño de mi propia academia y muy contento con la vida que llevo.

Por Juan Vicente Morejón.- @spirit_gonzo

Desde aquel año de 1998 cuando colgaste las botas, ¿has tenido algún tipo de vinculación con el fútbol?

Una vez retirado, estuve 10 años totalmente desconectado del mundo del fútbol. Ya no solo personalmente, sino también de noticias y actualidad. Única y exclusivamente con mi trabajo. Desde hace unos 6 años me volví a enganchar, volví a jugar con veteranos de Las Palmas y del Betis. Estoy un poco más al día, pero no mucho.

Si echas un vistazo atrás en tu carrera como futbolista, ¿con que momento te quedas?

Son muchos la verdad. Muchísimos recuerdos, partidos, gente que he conocido y amigos que he hecho. Hombre si me tengo que quedar con alguno, me tendría que quedar con mi debut ante el Cádiz y el gol, y también  esa victoria en casa ante todo un Real Madrid de la “Quinta del Buitre” con gol mío. Después también la cantidad de gente que he conocido, con muchos de los cuales mantengo amistad.

3056-tile

¿Te esperabas llegar donde llegaste?

Sin lugar a duda no. Para mí el fútbol era un hobby, me gustaba jugar, pero no me esperaba dedicarme profesionalmente a él. Después tuve la suerte de que un equipo como el Betis confiara en mí, y pudiera debutar en Primera División. La verdad es que fue algo increíble todo lo que viví.

En tu etapa como futbolista, ¿cumpliste todo lo que te propusiste?

Yo hago una reflexión, y es que con mis capacidades sinceramente alcancé todas las metas que podía plantearme. Distinto sería que teniendo la posibilidad de llegar a lo más alto no hubiera llegado por culpa de la dejadez o falta de profesionalidad. La verdad es que jugué donde tenía que jugar, y en este aspecto el fútbol me recompensó con poder jugar en uno de los grandes como es el Betis.

Estuviste en dos etapas en el equipo verdiblanco. ¿Por qué no te llegaste a consolidar?

Yo decidí que lo que quería era jugar. Para que quería estar en Primera si iba a estar en el banquillo. La llegada de un entrenador propició mi salida en la búsqueda de minutos. Antes de poder entrenar y demostrar mi valía me dijo que no contaría conmigo en toda la temporada. Ante eso preferí marcharme a otro equipo. Otros compañeros ante la misma situación, como Ureña, decidieron continuar, y a pesar de que le costó casi 2 años, finalmente volvieron a poder disfrutar de minutos con la camiseta verdiblanca. Yo no me arrepiento de mi decisión, por lo que me movía era jugar al fútbol.

¿Podemos decir que esa primera etapa en el Betis fue tu mejor momento como futbolista?

En términos generales sí. Tenía 19 o 20 años y la verdad es que estuve muy cómodo. También recordaría mi etapa en el Extremadura donde conseguí 37 goles en una temporada y fuimos capaces de eliminar al Cádiz, por aquel entonces en Primera, en la Copa del Rey. Hombre siempre hay épocas más oscuras, porque todas las temporadas no son iguales, pero la verdad es que muy orgulloso de haber vivido todo esto.

90-91

En una crónica de El País tras su debut, hablaba de “Melenas” como un jugador  rápido y valiente, no falto de calidad. ¿Cómo te considerabas tú como futbolista?

Si habría una capacidad que tendría que destacar era ser listo. Yo no era un 10 en nada, pero tenía un conjunto de cualidades físicas y técnicas, que unidos a esa capacidad de buscar los balones y situarme en el área, hacía que tuviera facilidad para el gol. Podemos decir que era el típico delantero ratonero. Balón rebotado, balón que yo cazaba.

En ese debut te enfrentaste a un Cádiz en el que jugaba “Mágico” González…

En ese partido jugué contra él, pero es que después tuve la oportunidad de compartir con el vestuario en un partido amistoso. Era una cosa de locos lo que podía hacer con el balón, cosas que ni se te pasan por la cabeza, el las hacía. Era impresionante,  técnicamente una auténtica maravilla. Claro después tenia que no se lo tomaba en serio. Llegaba a los entrenamientos sin dormir, estando la noche por ahí. Incluso así, llegaba y nos “chorreaba” a todos con gachitas y regates. Un privilegiado del fútbol.

El mismo Maradona comentó que el mejor futbolista que él había visto fue “Mágico” González. ¿Estás de acuerdo con él?

Hombre técnicamente era una maravilla, pero eso no quiere decir que fuera el mejor. Para mí el mejor es el que es más completo. Santillana era el que mejor remataba de cabeza, pero no por ello era el mejor. Es un compendio de cualidades. En ese aspecto Schuster era un futbolista total. Robaba, repartía el juego, era completísimo. Después teníamos a Maradona, como ahora tenemos a Messi, que eran los más decisorios. Pero lo dicho tiene que ser en un conjunto de cualidades, no vale con destacar en una. Otro ejemplo fue cuando estuve en el Toledo. Allí se fichó a un jugador de fútbol sala, que cuando lo vimos el resto de compañeros en partidillos y entrenamientos nos dijimos a nosotros mismos, este se va a  hinchar a meter goles. No había quien le quitara la pelota. 10 partidos después de competición, el jugador se fue cedido sin haber realizado nada destacado. No vale solo con la técnica.

¿Ha cambiado mucho el fútbol de ahora respecto al que tú viviste?

Lo que es para dentro de los vestuarios, sí. Lo que tengo entendido, gracias a que mantengo contacto con gente como Roberto Ríos, Alexis Trujillo y más ex futbolistas, que el compañerismo que existía en mi época se ha perdido. Ahora el jugador es más mercantilista, va realiza su entrenamiento, que es su trabajo, y se va. Antiguamente no, además de compañeros, éramos como amigos.

¿Y lo que es mundo del fútbol?

El fútbol ha evolucionado conforme ha ido entrando más dinero. Hoy día las televisiones y la publicidad dan mucho dinero, y eso se nota. Ya no solo los clubes de Primera son sociedades anónimas, sino los equipo de Segunda y Segunda B también. ¿Qué implica esto? Pues que además de luchar por ganar títulos, hay que luchar para hacer una buena gestión y que el club sea rentable.

¿Te quedaste con las ganas de vestir la camiseta del Écija Balompié?

Sinceramente no. Te explico, el Juventud era como podía ser el Sevilla o el Betis. El Écija tenía su cantera y su equipo amateur, al igual que el Juventud. Yo salí con 16 años a Heliópolis, pero ya había defendido los colores del equipo de mi pueblo. Por lo tanto como te digo, no porque es como si le preguntas a uno del Sevilla si se quedó con ganas de haber jugado en el Betis.

Te retiraste con solo 31 años, ¿Por qué?

La oferta que de la academia era para cogerla en ese momento. O la cogía o la perdía, y como  suelo decir, tenías dos trenes, uno el fútbol donde ganaba más dinero pero tenía menos estaciones, y otro tren, a lo que me dedico hoy, que si bien era menos lo que ganaba, sería mucho más duradero. Me decanté por lo último.

88-89

¿Es difícil cambiar adaptarte a una vida fuera del fútbol?

En mi caso la verdad es que no me costó. También es verdad que el trabajo que realizaba no era de los más duro, estaba en una oficina.

Posiblemente en Las Palmas no, pero cuando vienes por Sevilla, ¿te siguen reconociendo la gente?

Es muy sorprendente, pero es que ir a Sevilla y pararme la gente y reconocerme. Es algo maravilloso teniendo en cuenta que han pasado 27 años. En esos los béticos son diferentes, lo que es suyo lo recuerdan con devoción. Yo por mi parte orgullosísimo, y es que a pesar de que estuve poco tiempo, los aficionados me recuerdan con cariño. En la última final que jugó el Betis de la Copa del Rey, fui a verla como aficionado, y era impresionante la gente que se me acercaba para saludarme.

Y por Écija, ¿sueles venir mucho?

La última vez que fui, fue este mes de Noviembre con motivo de la comida y el partidillo que realizamos todos los que formamos el grupo en el juvenil del juventud que logramos ser campeones y acceder a la fase de ascenso a nacional. Es muy bonito que aun habiendo pasado 30 años, los 22 futbolistas que formábamos aquel grupo sigámonos juntando. No éramos compañeros, éramos amigos.

¿Sigues la actualidad del Écija Balompié?

La verdad es que no, como te digo no estoy muy conectado con el mundo del fútbol. Solo algún partido con veteranos y poco más.

Muchos te habrán oído de hablar de ti por los conocidos bocatas del Bar Jacinto. ¿Tienes alguna relación con el bar?

No, ninguna. Si me hubiera llevado un porcentaje por cada bocadillo, seguramente ahora no estaría trabajando.

¿Qué queda de José Antonio en Écija?

Pues mira mantengo mi madre, que es la que se ha encargado de guardar todo los recuerdos, como camisetas, trofeos de máximo goleador… y una hermana. Écija sigue siendo mi pueblo.

¿Le siguen llamando “Melenas”?

No, eso ya solo los 4 amigos más antiguos y algunos primos. Ahora ya para todo el mundo soy José Antonio.

Advertisements

Un comentario sobre ““De mi carrera me quedo con mi debut y el gol ante el Madrid”

  • el 23 enero, 2014 a las 20:16
    Permalink

    LOS AMIGOS LE YA MAMO CHATO Y MELENA

    Respuesta

Se recomienda un uso moderado en los comentarios. Esta web se reserva el derecho a admitir y/o denegar los comentarios vertidos por los usuarios.