Advertisements

“Salvando las distancias, el Écija era como el Chelsea, fortaleza y calidad”

Xisco Campos, aquel lateral que marcó un antes y un después en la historia reciente del Écija Balompié en aquella grandiosa temporada con Josep María Nogués nos atiende en la web del Fútbol Ecijano. La séptima entrega en el apartado ‘Qué fue de…?’. En esta sección intentaremos rendir homenaje a la historia viva del fútbol ecijano.

Francisco Javier Campos Col “Xisco Campos” (Benissalem, 1982) solo llegó a vestir la camiseta azul y blanca del Écija Balompié durante una temporada, la 2007-2008. Pero cuando hablamos de este año, no hablamos de cualquier otro. Dirigidos por Josep María Nogués y con un equipo que contaba con jugadores de la talla de Nolito, Luna o Pepe Díaz, el conjunto astigitano consiguió una histórica primera posición en el Grupo IV de la Segunda B. Solo esa disputada y polémica eliminatoria ante el Huesca privó al equipo de volver de nuevo a la categoría de plata, y por lo tanto, poner la guinda a una temporada extraordinaria. Además del éxito del colectivo, para Xisco Campos significó su consagración definitiva como futbolista. Tras pasar varios años en filiales como el Mallorca B y el Levante B, sería en la “Ciudad de las torres” donde demostraría su categoría como jugador.  33 partidos defendiendo el escudo del ÉcijaBalompié que le valió al lateral balear fichar por un Murcia en aquellos momentos en Segunda División. Tras su paso por tierras murcianas recalaría en Castellón, donde de nuevo haría las maletas para defender sus colores actuales, los del Nástic de Tarragona. 

Juan Vicente Morejón.- @spirit_gonzo

Quedan 5 jornadas para la conclusión del curso. ¿Qué balance haces de esta temporada 2013/2014?

Ha sido una temporada difícil porque empezamos muy mal, y nuestro objetivo desde el comienzo de la misma ha sido estar en playoffs. Ahora llevamos dos meses muy buenos y estoy seguro que finalmente entraremos en los puestos de liguilla. Aunque la dinámica es muy positiva, nosotros vamos partido a partido. El objetivo es devolver el equipo a Segunda División.

Estáis a 4 puntos de los puestos de privilegio. ¿Ves factible entrar con los partidos que le queda por delante a la Gimnástica de Tarragona?

Son 5 partidos los que quedan, y entre los rivales que tenemos hay de todo. Equipos de arriba y de abajo. De todas formas a final de temporada todos los encuentros son difíciles, y como te he dicho, tenemos que ir partido a partido.

¿A nivel personal como está siendo esta temporada?

Pues la verdad es que muy contento. Son 4 años los que llevo aquí y la verdad es que no me puedo quejar. Ahora lo que tengo es mucha ilusión de devolver al equipo a Segunda, pues yo llegué aquí, y en el segundo año descendimos. Conseguiremos entrar en playoffs y estoy seguro que ascenderemos.

Foto: ara.cat
Foto: ara.cat

Dejando de lado un poco la actualidad. Aquí en Écija viviste un año especial. ¿Qué recuerdos tienes de aquí?

Como futbolista para mí ese año en Écija, fue un punto de inflexión. Me dieron la oportunidad de tener minutos y la confianza que no tuve en otros equipos. El año fue espectacular, todos los jugadores salimos muy reforzados moralmente. Solo puedo tener palabras de agradecimiento y recuerdos muy especiales por aquel año. Fue una temporada con mayúsculas. De las ciudades en las que he estado, las que recuerdo con más cariño es Écija. Su gente y la ciudad tienen algo especial.

¿Qué tenía aquel equipo para que fuera campeón en el Grupo IV de Segunda B?

Éramos un grupo muy compacto y trabajador. Además teníamos jugadores que marcaban diferencias. Teníamos a Nolito, Paco Luna o Pepe Díaz, que aportaban cosas diferentes. Yo cuando veo al actual Chelsea, salvando las distancias, me recuerda mucho a aquel Écija Balompié. Un equipo rocoso, trabajador y con algunos futbolistas que marcaban diferencias. Las decisiones arbitrales en ese primer partido de la eliminatoria ante el Huesca nos privaron de poner la guinda a la temporada con el ascenso a Segunda. En casa estuvimos cerca de conseguir la remontada, pero su portero estuvo muy bien. A pesar de esa eliminatoria, para mí fue mi mejor año como futbolista y uno de los mejores a nivel colectivo.

Como has dicho llevas 4 años en Tarragona. ¿Te ves fuera del Nastic?

Saber lo que pasará en el futuro es muy complicado. Si a mí con 20 años me dicen que iba a jugar en el Écija, nunca me lo hubiera creído. Al igual que en Murcia y en Castellón. No me paro a pensar en el futuro a largo plazo. Yo solo pienso en estos momentos en esta temporada y en conseguir meter al equipo en playoffs. Tampoco sé si me respetaran las lesiones o no, o si estaré muchos años más en el fútbol. Yo solo pienso poco a poco.

¿Qué te queda por cumplir en el mundo del fútbol?

Conseguir un ascenso. Es por lo que anhelo. Me da igual que sea de Segunda B a Segunda o de Segunda a Primera. El año en Écija lo tuve cerca, pero no pudo ser. Tuve la suerte de debutar en Primera con el Mallorca, por lo que cumplí algo que le gusta a todo futbolista. Me gusta soñar despierto, y porque no conseguir el ascenso a Segunda con el Nástic, para después devolverlo a Primera.

Has conocido las tres principales categorías del fútbol español. ¿Qué diferencias hay entre ellas?

Entre la Segunda B y la Segunda hay un salto cualitativo y sobre todo en lo competitivo. Los equipos de la división de plata compiten todos al máximo. Para mi es la división más bonita de todas por su igualdad. Cualquier equipo puede ganarte, y además el nuevo formato de ascenso la engrandece todavía más. En Primera hay jugadores que están muy por encima de los demás, y las diferencias son más acusadas. Yo como espectador disfruto con la Segunda División como con ninguna, sin desmerecer las grandes estrellas mundiales de Primera.

Foto: Écija Balompié
Foto: Écija Balompié

De todos los jugadores con los que has compartido vestuario, ¿cuál ha sido el que más te ha marcado?

A nivel técnico y como diferente, Nolito. Era un futbolista que marcaba diferencias con y sin balón. Siempre te pedía la pelota y se atrevía con cosas que otros no se atrevería. Después en otro sentido, sin duda Movilla. Cuando lo conoces te das cuenta porque ha estado tantos años en la máxima categoría y porque es toda una institución.

Ya para terminar, ¿qué te parece la situación tan dramática del Écija Balompié?

Lo sigo con rabia por ver como está el equipo. Todos sabemos que cuando no salen las cosas bien pues puede pasar lo que le está pasando al Écija este año. Sé que la salvación es un objetivo casi imposible. Pero lo que deseo es que si el equipo desciende finalmente, que la afición no le dé de lado. Para mi gran parte de la grandeza que tiene el equipo se lo da su afición. Espero que vuelva a revertir éxitos pasados, que yo por mi parte seguiré mirando y animando con fuerzas a una ciudad y a un equipo que se portaron tan bien conmigo.

Advertisements

Se recomienda un uso moderado en los comentarios. Esta web se reserva el derecho a admitir y/o denegar los comentarios vertidos por los usuarios.