Un partido que tuvo de todo

Iván Martos y Delgado celebrando el gol
Iván Martos y Delgado celebrando el gol

El Écija Balompié tira de oficio venciendo a la Lebrijana en inferioridad numérica. Segunda victoria consecutiva que consiguen los pupilos de Juan Ramón.

Un Écija muy enchufado abrió la lata a los cinco minutos de partido con un buen remate de Alejo, libre de marca, a un centro de la esquina de Lolo Armario. Minutos después, de nuevo el gaditano asistió, ahora a Guerra, para que este batiera a Iván con una vaselina. El balón entró con suspense. Poco menos de irse del partido, los lebrijanos comenzaron a pisar área astigitana. Y antes de cumplirse el minuto 20 Jesús remata solo al segundo palo un centro desde la izquierda. Antes le fue anulado un gol por fuera de juego. De aquí al descanso ambos equipos disfrutaron de una ocasión clarísima. Primero Alejo, evitando Samu bajo palo el tercero y seguidamente Reale, que su remate hizo enmudecer al san Pablo solo oyéndose cantar gol a la afición lebrijana desplazada a Écija.

El paso por vestuarios hizo que el cuadro astigitano saliera de la misma forma que en la primera mitad, creando ocasiones. En el 50’ una genialidad de Juan Guerra desajusta el encuentro. El loreño recibió el cuero a 25 metros de la portería, donde envió un trallazo a la escuadra izquierda de Iván, que solo pudo mirar.

Sobrepasada la hora de partido, se iba a producir el cambio de Rubén Alonso por el ecijano Núñez, aunque no fue así. El colegiado interpretó que el onubense pierde tiempo y le mostró la segunda cartulina. El respetable no se lo creía. Y para colmo, a los pocos minutos señaló penalti a favor de los de Joaquín Hidalgo. Con el segundo gol, transformado por Jesús, mucha tensión puesta en los colegiados. Recriminando la afición todas sus indicaciones. A falta de diez minutos Molero evita el empate, despejando el fuerte disparo del incombustible Fortell. Y con el tiempo cumplido Iván Martos, que nada más había hecho entrar, se marca una espléndida jugada por banda izquierda, demostrando intensidad y técnica. Siendo derribado en el área lebrijana. Juan Delgado es el encargado de culminar la faena tras acertar en el rechace. El marcador pudo ser mayor si Lolo Armario hubiera estado acertado de cara a la meta del meta visitante, después de otra gran jugada individual por el costado izquierdo, esta vez Adri Crespo.

Con tres puntos más en el casillero, el equipo de la calle José Herrainz se aleja del descenso invitando a tomar posiciones más arriba.

Ficha técnica

Écija Balompié: Molero, Guti, Adri Crespo, Alejo, Troyano, Juanito, Juan Guerra (min. 87 Iván Martos), Rubén Alonso, Elady (min. 77 Juan Delgado), Lolo Armario y Manu Torres (min. 68 Núñez).

U.B. Lebrijana: Iván, M. Ángel (min. 83 Luigi), Samu (min. 45 Kevin), Juande, José Mari, Enrique (min. 86 Nico), Lua, Fornell, Jesús, Plata y Reale.

Goles: 1-0, min. 9 Alejo; 2-0, min. 12 Guerra; 2-1, min. 18 Jesús; 3-1 min. 50 Guerra; 3-2 min. 67 Jesús; 4-2, min. 90+ Juan Delgado.

Árbitro: Alcoba Montes, del colegio granadino. Amonestó a los locales; Adri Crespo, Alejo, Juan Guerra, Guti, Manu Torres e Iván Martos. Expulsó a Rubén Alonso, Laguna y Juan Ramón, técnico del equipo. También amonestó con amarilla a los visitantes; José Mari, Juande, Fornell, Enrique y Jesús.

Incidencias: San Pablo, 1.100 espectadores. Partido correspondiente a la decimoctava jornada de liga.

PropellerAds
Print Friendly, PDF & Email

Un comentario sobre “Un partido que tuvo de todo

  • el 9 diciembre, 2014 a las 03:08
    Permalink

    Tras estos dos últimos envites al fin podemos decir que le hemos tomado el pulso a la 3ª división. Nos ha costado pero a buen seguro todo va a ser más sencillo a partir de ahora, el bálsamo que supone el vernos en mitad de tabla facilita mucho la labor y tenemos que mantener esta inercia positiva frente a La Palma, de nuevo en el San Pablo.

    La Lebrijana este curso es como el pugil que va a un intercambio descarnado de golpes con la confianza de meter los suyos, pero ayer lunes nuestro equipo no estaba por la labor de doblar la rodilla. Juan Ramón sabía de la debilidad de su defensa y la desarboló a base de imprimir velocidad con la tripleta de arriba desde el minuto 1. Y funcionó. A pesar de que el trencilla de turno quería su cuota de protagonismo cual “pequeño Nicolás”, no pudo emborronar la tarde triunfal de un equipo, el azulino, llevado también más que nunca en volandas por su afición. Así sí.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

POLÍTICA DE COMENTARIOS: Este es un espacio para el debate. Se publicarán todos los comentarios que, a favor o en contra de la publicación, sean respetuosos y no contengan expresiones discriminatorias, difamatorias o contrarias a la legislación vigente.
Responsable: Jesús Rivera | Finalidad: Gestión de comentarios | Legitimación: Tu consentimiento. Por favor lea nuestra Política de privacidad antes de comentar.