Écija y Lucena, ¿vidas paralelas?

lucena_ecijaEn las últimas temporadas, en ambas entidades, se están sucediendo casos que las acercan más si cabe en el mapa.

Años atrás ambos clubes se caracterizaban por ser equipos que cumplían en sus, eso sí, austeros pagos. Equipos que prometían solo lo que disponían aunque bien es cierto que a pesar de ello ha pasado factura.

Se me ocurren varias similitudes entre la ciudad sevillana y la cordobesa. Os pondré en situación; el club celeste descendió la pasada temporada después de finalizar colista en el grupo cuarto, ¿os recuerda de algo el 75 aniversario astigitano? Sigamos. Unos jugadores, entre ellos el exfutbolista del Écija, Pepe Díaz, que continúan sin percibir las nóminas adeudadas, según medios lucentinos unos 80.000 euros, siendo denunciado ante la Asociación de Futbolistas Españoles (A.F.E.) y teniendo de plazo hasta el 30 de junio para efectuar lo adeudado, de lo contrario sufriría un nuevo descenso a Primera Andaluza, en este caso administrativo. Lo mismo se vivió en el seno de la calle José Herrainz en el curso 2013/14 cuando hasta el 30 de junio no se supo si el equipo continuaba compitiendo o de lo contrario se anunciaba un nuevo descenso, en este caso administrativo que pudo sellar la desaparición.

Vayamos por partes. Los cambios de poder han sido una continua en los dos clubes, en el azulino, desde la campaña 2013/14 con la desafortunada salida de José Luis Soto de la presidencia, dando paso a su José Luis Iglesias, subordinado de Serrano, y que más tarde asumiría el control Eduardo Serrano Amorós, dueño del Écija Balompié. Esa temporada dejó tres presidentes y algún que otro entrenador. Cosa similar han sufrido en tierras cordobesas, con el desgaste de la Junta Gestora se abrió paso a la incursión de un grupo madrileño que no ha estado a la altura de la circunstancias.

En el marco económico, otro de los problemas que entraña es el bloqueo actual que existe en la subvención económica que presta el consistorio lucentino y la Diputación (unos 100.000 euros). Este bloqueo se debe a la deuda que se tiene con la Seguridad Social, alrededor de 385.000 euros. En el caso astigitano, actualmente el problema se ha sufragado ya que se ha aplazado la deuda aunque llega con bastante retraso.

Actualmente, a día de hoy, el Lucena C.F. está embargado por ocho entidades distintas. La deuda con sus acreedores ronda los 150.000 euros. Al parecer, el grupo madrileño ha propuesto a la plantilla cobrar el 75 por ciento ahora y el 25 por ciento en julio, aunque los futbolistas no están por la labor de ceder a ello. Por su parte, el Écija Balompié está a la espera de percibir unos 40.000 euros por parte del Ayuntamiento de Écija, aunque eso no quita, para que varios futbolistas hayan denunciado por impagos ante el sindicato de jugadores. También se desconoce la situación jurídica en la que se encuentra el club después de aparecer deuda no reconocida por Eduardo Serrano Amorós, rompiéndose así el plazo de pagos por parte de la nueva Junta Gestora.

En definitiva, un cúmulo de circunstancias que han hecho que se pierda una bonita categoría, como lo es, la Segunda División B.

Foto: vavel.com

PropellerAds
Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

POLÍTICA DE COMENTARIOS: Este es un espacio para el debate. Se publicarán todos los comentarios que, a favor o en contra de la publicación, sean respetuosos y no contengan expresiones discriminatorias, difamatorias o contrarias a la legislación vigente.
Responsable: Jesús Rivera | Finalidad: Gestión de comentarios | Legitimación: Tu consentimiento. Por favor lea nuestra Política de privacidad antes de comentar.