«Mientras siga disfrutando, no me retiraré»

Banner_728x90

Por fin llegó la deseada entrevista a nuestro jugador ecijano más veterano en activo.

Francisco José Cardoso Rodríguez, ecijano nacido hace 36 años, cumple su segunda temporada en el club pedrereño, tras haber logrado en la campaña pasada el ascenso a Primera Andaluza. El meta astigitano sigue en activo convirtiéndose en un trotamundos que acumula cuatro ascenso de categoría, quedándose con la espinita de no haber debutado en Segunda.

Juan Vicente Morejón – @spirit_gonzo

El C.D Pedrera está viviendo este año una temporada histórica, por primera vez el equipo milita en Primera Andaluza. ¿Cómo está viviendo Cardoso este año tan especial en el fútbol pedrereño?

Pues la verdad es que es algo único en Pedrera, y como tal yo lo estoy viviendo de una forma muy especial. Ya el año pasado cuando el equipo se situó arriba y no bajó en toda la temporada, la afición y el equipo sabíamos que estamos viviendo un momento único. Con el ascenso el pueblo entero se volcó y fue una alegría enorme en lo personal el poder ser partícipe de ese momento. Esta temporada pues igual, con la ilusión de saber que todo un pueblo está detrás de nosotros.

¿El objetivo claro del equipo es la permanencia?

Sin duda, no puede ser otro. El equipo debe asentarse en esta categoría que es nueva para muchos de los jugadores. El objetivo primordial es conseguir lo antes posible los puntos necesarios para la salvación y tener la tranquilidad de tener los deberes hechos.

Aunque el balance de la primera vuelta podemos decir que es bastante positivo, ¿no?

Pues sí, ya que empezamos bastante bien, ganando varios partidos y situándonos en la parte media alta de la clasificación. Lástima que después tuviésemos una racha de 5 partidos sin ganar que hicieron que bajáramos a la mitad de la tabla. Yo creo que podemos quedarnos en la zona tranquila, aunque como te digo, el objetivo fundamental es conseguir los puntos necesarios para la permanencia.

Balance positivo no solo en lo colectivo, sino también en lo personal. Eres titular indiscutible y no has faltado nunca en el once de inicio. ¿Contento en este aspecto también?

Gracias a dios estoy contando con la confianza del entrenador y las lesiones me están respetando. Pero no solo en Pedrera, durante los últimos 6 o 7 años he disputado casi todos los partidos en los equipos que he estado; Palma del Rio, Lora, Morón… La verdad es que estoy muy contento en este aspecto.

¿Cómo llega Cardoso hasta Pedrera?

Pues a raíz de la mediación del entrenador, de Fran Reina. Me llamó y me preguntó si tenía equipo. Yo había estado la temporada anterior en Palma del Rio, y tras haber ascendido también a Primera Andaluza y mantener en el equipo en esa categoría pensé que mi etapa allí había terminado. Ya sin equipo fue cuando Reina se puso en contacto conmigo y rápido llegamos a un acuerdo.

De tu larga trayectoria como portero en multitud de equipos, ¿cuál es tu mejor recuerdo?

Complicado elegir uno nada más. He vivido 4 ascensos, con el Lora, Morón, Palma del Rio y este último con el Pedrera. Son momentos muy especiales, aunque también he vivido la tristeza de dos descensos. Si me tengo que quedar con alguno de los ascensos me quedaría con el del Pedrera por ser el último y sin duda por el ambiente que se vivió en el pueblo, con todo el mundo volcado con el equipo. Lo viví de una forma muy intensa y emocionante. Por supuesto también tengo que acordarme de lo que viví en Écija. Las convocatorias cuando el equipo estaba en Segunda, el compartir vestuario con Gordillo, el viajar con el equipo por toda España… y todo con solo 18 años. También tengo que acordarme de mi debut en Segunda B.
Son muchos años en esto del fútbol y es normal que tenga muchos recuerdos, unos buenos y otros malos.

¿Y en todos estos años te ha dado tiempo cumplir todo lo que quisiste?

Cuando echo la vista atrás la verdad es uno se siente orgulloso de todo lo que he vivido. Me queda el sabor agridulce de haber podido hacer algo más en el Écija. No sé si a lo mejor hubiera tenido la oportunidad de debutar en Segunda es posible que mi carrera deportiva hubiera cambiado. Fui convocado entre Copa del Rey y liga pues unas 15 veces, pero mi debut no llegó. Por ejemplo Pablo Herrera debutó en Las Palmas y se lo llevó el Madrid. También es cierto, según lo que he visto y lo que veo, es que en Écija no se valora como debería ser lo de dentro. Pasan presidentes, entrenadores, técnicos… y nunca se acaba de confiar en la cantera.

Es verdad que es algo común en todos los lados, pero creo que en Écija se da todavía más. Una excepción de esto es lo que se vive en Pedrera, aquí primero se mira para la gente de la casa, y después a lo de fuera. Se valora mucho más al jugador local. En mi caso recuerdo que cuando estaba José Luis Montes al frente del equipo firmé un contrato por dos años, pues bien, solo me dejaron cumplir el primero. Mi lugar lo ocupó un portero que jugó 15 minutos. ¿No podía haber estado yo aunque no jugara? Firmar un portero para 15 minutos en todo el año es una tontería, para eso se tira de la cantera que además de apoyar al fútbol local no supone tanto gasto.

En Écija te tocó también vivir una época convulsa con los encierros por falta de cobro. ¿Cómo lo viviste?

Por suerte a mí me pilló justo las dos temporadas entre los dos años de encierro. En una me pilló cedido en el Montilla, pero fui varias veces a apoyar los compañeros en el encierro en el Ayuntamiento. En aquella época el fútbol en Segunda B estaba muy bien pagado, y los clubs ofrecían nóminas a los jugadores por encima de sus posibilidades, de ahí que se viviera este tipo de situaciones.

Supongo que no ves lejana tú retirada…

Pues sí, la verdad es que algo que se me pasa por la cabeza. No porque no me encuentre bien físicamente, sino por lo difícil que es poder compaginar mi vida laboral y personal con el fútbol. Tengo 3 niños pequeños que me ocupan mucho tiempo y después mi trabajo. Por suerte en Pedrera me están dando muchas facilidades y de momento puedo seguir haciendo lo que me gusta.

¿Te ves en el futuro ligado de alguna forma con el fútbol?

De entrenador seguro que no, porque ni me gusta ni sirvo. Si me gustaría estar de entrenador de porteros, algo que ya hice con los canteranos del Écija Balompié, pero que tuve que dejarlo porque no podía compaginarlo.

De todo el mundo que has conocido en tu trayectoria como portero, ¿quién te ha marcado más?

Una de las cosas más positivas que tiene el fútbol es que te da la oportunidad de conocer a muchísima gente. Yo siempre intento quedarme con lo mejor de cada uno. Uno de los primeros que me marcó fue Miguel Alcántara, que siempre estaba ayudándote para que mejoraras y animándote en los momentos más duros. Después pues muchos de los entrenadores que he tenido. José Luis Montes que me permitió debutar en Segunda B, Antonio Galaje con quien debuté en Tercera con el Montilla… son muchos. Como jugadores pues me acuerdo muy bien de Manolo Zúñiga, que venía de jugar todo una final de la Copa de la UEFA con el Espanyol y me acogió como uno más en el vestuario cuando yo era un recién llegado de la cantera. En aquellos tiempos era muy distinto la convivencia en los vestuarios, los veteranos tenían su sitio y un jugador recién llegado lo sabía y tenía que respetarlo. Después de porteros también aprendí muchísimo de todos con los que coincidí; Wilfred, Pedro Illanes, Copado…

Eso en lo personal, pero técnicamente y futbolísticamente, ¿con quién te quedarías?

Recuerdo perfectamente cuando el equipo estaba en Segunda a un futbolista que vino del Albacete, Cesar, era espectacular como golpeaba al balón, la ponía donde quería, tenía un guante. Después en la faceta de portero pues Wilfred, era un gato en la portería, lo paraba todo, teniendo en cuenta además que cuando estuvo en el Écija ya venía de vuelta. Era impresionante la agilidad que tenía. Cuanto estaba en la cantera pues me acuerdo también cuando el equipo estaba en Preferente de Sebastián, un portero de Lora muy bajito que también tenía una agilidad increíble. Como he dicho antes siempre intento sacar lo mejor de cada uno, así intenté coger de Wilfred, Illanes, Copado, Barbero… lo que yo creía que debía aprender de ellos.

¿Por qué el portero suele ser el más señalado?

Pues porque cuando falla un portero se nota más. Si un delantero falla 5 veces y después mete un gol pues no pasa nada. Un portero ya puede hacer 10 paradones, que si después falla en un gol, se le recuerda más por el fallo que por las otras buenas acciones. Yo con el Écija jugué varios buenos partidos, pero solo me valió un fallo que tuve en un partido contra el Mérida para que me crucificaran. Es la posición más castigada del campo.

A pesar de esas experiencias negativas, ¿la balanza pesa más en lo positivo?

Sin duda, representar al equipo de mi pueblo, al club con el comencé desde benjamines y por el que pasé por todas las categorías es sin duda un orgullo y una satisfacción personal. Mi idea era poder haber estado más tiempo, pero no pudo ser. A pesar de ello recuerdo aquella época con mucha alegría. Es muy bonito el poder defender el escudo del equipo de tu pueblo y poder vestir los colores ante tu afición.

Desde que saliste en el año 2002, ¿nunca ha salido la oportunidad de volver?

El único año que se ha barajado la posibilidad de venir fue este año. El resto de temporadas nada. No es que este año se pusieran en contacto conmigo, pero se de informaciones que me
han llegado que mi nombre se puso en la mesa como posible incorporación cuando Ceballos renunció a la portería.

¿Hubieras venido?

Por supuesto, es algo que me hubiera gustado mucho. Si no fue en esa ocasión ya creo que es imposible. Por mi parte hubiera estado encantado de volver, habría sido el final perfecto para mi carrera. Terminar donde empecé. Si no ha sido ahora, no será nunca, aunque ahora mismo la verdad es que mejor que en Pedrera complicado que esté. Tengo el cariño de la entidad y del pueblo.

La vida del futbolista en las categorías más modestas es muy complicada por el tema económico. ¿Qué es lo que te motiva para seguir jugando?

Es mi vida, lo que llevo haciendo más de 26 años. Muchas veces voy sin ganas al campo, pero en el momento que me cambio y me pongo a entrenar todo cambia. Yo soy feliz en la portería, tirándome y parando. Mientras siga disfrutando y pueda hacerlo, no me retiraré.

Hemos hablado de la dificultad que tenía el jugador local de triunfar en el Écija, ¿se acentúa todavía más en el caso de los porteros?

Sí, yo creo que el ser portero todavía hace más difícil el poder triunfar. Ha habido porteros buenos, como Adrián, Ceballos, Laguna… y ninguno ha triunfado. ¿Ninguno sirve? No se le dan oportunidades, hay que darles confianza, sino es imposible. Se dice que el cambio entre una categoría juvenil y Segunda B es muy grande. Ahora no se tiene esta excusa. Son muchos los futbolistas que han triunfado, solo hay que dar confianza. Juan Ignacio, Juan Ramón, Pedrito, Javi de la Rosa, lástima de su lesión ya que tenía unas condiciones tremendas…La confianza es la clave.

Ya para terminar, ¿cómo ves la situación del Écija este año?

Pues tal como se ha planteado todo, a prisa y corriendo, tiene mucho mérito que el equipo esté situado donde está en estos momentos. Yo creo que no pasarán apuros y si enganchan 3 o 4 partidos con resultados positivos pueden luchar por entrar arriba.

PropellerAds

Un comentario sobre “«Mientras siga disfrutando, no me retiraré»

  • el 28 enero, 2015 a las 23:20
    Permalink

    Cardoso, eres un fenómeno y el Ecija Balompié se merece que ocupes su portería el año que viene, vamos campeón!

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

POLÍTICA DE COMENTARIOS: Este es un espacio para el debate. Se publicarán todos los comentarios que, a favor o en contra de la publicación, sean respetuosos y no contengan expresiones discriminatorias, difamatorias o contrarias a la legislación vigente.
Responsable: Jesús Rivera | Finalidad: Gestión de comentarios | Legitimación: Tu consentimiento. Por favor lea nuestra Política de privacidad antes de comentar.