Nolito: «Me quedó esa espinita de no subir a Segunda con el Écija»

Banner_728x90

Nolito, jugador del Sevilla F.C., habló de su pasado en el Écija Balompié donde saltó a la élite, llegando hasta ser internacional con la selección española.

Manuel Agudo Durán «Nolito» (Sanlúcar de Barrameda, 1986) aterrizó en Écija en el verano de 2006, permaneciendo en la disciplina del equipo de San Pablo 2 temporadas, donde llegó a disputar la Copa del Rey, anotando un gol al Real Madrid, lo que le permitió el salto al Barcelona. Después de pasar por el club azulgrana ha militado en grandes clubes como Benfica, Granada, Manchester City, Celta de Vigo y Sevilla, además de ser internacional con España.

El futbolista, que actualmente cursa su tercera campaña como sevillista, habló con Emilio J. Jiménez, en Andalucía Centro Deportes, donde conversaron, naturalmente, del Écija Balompié.

El futbolista de Sanlúcar de Barrameda, que se encuentra confinado en la capital hispalense, dijo tener a su familia bien, en estos momentos tan complicados para todos. Confesó que las primeras semanas del comienzo de alarma no fueron fáciles, «el primer mes había día que me volvía loco. Ahora, más o menos, bien. Tranquilo, viendo la televisión, buscando información, …». Sobre los entrenamientos en casa dice ser «algo diferente» aunque sostiene, «hay que adaptarse a las circunstancias».

Como no podía ser de otra manera, Nolito habló de su paso por el Écija Balompié, del que guarda «muchos recuerdos positivos y bonitos». Pese a ello, enfatizó que «el primer año lo pasé un poquillo mal porque no jugaba mucho. Miguel Rivera tampoco me daba mucha bola». El segundo año estuvo a las órdenes de Josep María Nogués, donde ahí se proclamó campeón de liga, en la 2007/2008, «el míster me dio confianza y jugué todo. Gracias a Dios disfruté muchísimo», aunque «me quedó esa espinita de no subir a Segunda con el Écija». De aquel equipo dijo que «era un equipazo para la Segunda B. Ganábamos muchos partidos con mucha facilidad. Teníamos unos defensas de lujo, un mediocentro que era cañón y arriba estaba Paco Luna, Pepe Díaz y Requena».

El internacional explicaba cómo fue su traspaso al Écija, donde indicó que llegó por la mediación de Buenaventura, por aquel entonces director deportivo del Écija Balompié: «Tenía también una oferta del Betis y me fui para Écija porque pensaba que era lo mejor y creía que iba a jugar muchísimo. En ese momento quería jugar y disfrutar».

Como anécdota, el jugador habló sobre su estancia en Écija, donde «el primer año compartí piso con Mario Carrizosa, y el segundo año me fui a un piso con mi actual mujer, que era mi novia por aquel entonces».

Recordaba con anhelo el estadio donde jugó, «el San Pablo era un estadio que tenía su encanto, y la afición también. Fue una maravilla estar allí 2 años».

El sanluqueño dijo estar al tanto de la situación que atraviesa el cuadro astigitano, «me ha llegado información. Es una pena como una entidad com el Écija y un pueblo como Écija se quede sin competir por problemas económicos».

PropellerAds

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

POLÍTICA DE COMENTARIOS: Este es un espacio para el debate. Se publicarán todos los comentarios que, a favor o en contra de la publicación, sean respetuosos y no contengan expresiones discriminatorias, difamatorias o contrarias a la legislación vigente.
Responsable: Jesús Rivera | Finalidad: Gestión de comentarios | Legitimación: Tu consentimiento. Por favor lea nuestra Política de privacidad antes de comentar.