Un Écija Balompié desvanecido por la última derrota visita a un Ventippo que ganó al Morón

Banner_728x90

El equipo astigitano toma el partido aplazado frente al C.D. Ventippo, que ha logrado ‘colarse’ en la segunda plaza gracias a la victoria ante la U.D. Morón C.F.

Fin de semana para olvidar en las filas del Écija Balompié después de recibir el pasado domingo en el estadio San Pablo un duro correctivo en forma de goleada por parte del C.D. Mairena. Más allá del resultado frente a los maireneros, que hace bajar a los azulinos a la octava plaza con 11 puntos -y un partido menos-, la imagen del equipo fue lo más preocupante, ido por momentos del partido como fue en la expulsión de José Miguel o en el segundo penalti provocado por Iván de la Cal. Ese desconcierto y sobre todo la fragilidad psicológica están haciendo mella en los astigitanos, que necesitan cambiar mucho para revertir una situación tan delicada como es otro posible descenso, esta vez a la Segunda Andaluza, lo que significaría el tercer descalabro consecutivo en la era Ángel Gómez Mariscal.

Con el propósito de seguir luchando y tratar de sacar algo positivo a domicilio viaja el Écija Balompié al estadio municipal de Casariche, donde el domingo 30, a las 17:00 horas, se enfrenta al C.D. Ventippo correspondiente al duelo aplazado correspondiente a la decimocuarta jornada de liga en el grupo I de la Primera Andaluza. Este envite tuvo que emplazarse a una nueva fecha motivado por varios positivos en COVID-19 en la plantilla del equipo que entrena José Ramón Martín Vargas.

Por su parte, el plantel casaricheño sube un puesto en la clasificación, pasando del tercer al segundo escalón gracias a la importante victoria que supuso ganar a la U.D. Morón C.F. a domicilio (0-2). Este triunfo permite al Ventippo sumar 30 puntos, que de conseguir un nuevo +3 se dejaría a solo un punto de diferencia del liderato, puesto defendido por el C.D. Mairena.

PropellerAds