Lamentable episodio en una nueva página de la historia del Écija Balompié

Banner_728x90

El partido tuvo que ser suspendido ante la falta de efectivos en la plantilla del Écija Balompié, que comenzó el encuentro con solo 7 futbolistas.

Si algo le faltaba a la temporada del Écija Balompié después del descenso a la Segunda Andaluza, suponiendo el tercer descalabro por tercera vez consecutiva, es el lamentable suceso que ocurrió ayer en el estadio San Pablo, con motivo del encuentro frente a la U.D. Bellavista en el último partido del ejercicio 2021/2022.

El plantel que ha dirigido en el último tramo del curso Roberto Mesa acudió al choque ante los hispalenses con solo 7 efectivos. Ya en la jornada anterior, el equipo azulino llegaba al encuentro sin portero, teniendo que ponerse bajo los palos un jugador de campo. Cuando se cumplía el primer minuto de partido se lesionaba un jugador local, llegando a retirarse del rectángulo de juego, por lo que el trencilla sevillano Cuaresma Giráldez dio por finalizado el encuentro ante la falta de efectivos sobre la hierba.

Un lamentable suceso para culminar una nefasta temporada, que provoca el deterioro de un club sin un proyecto serio que pueda dar viabilidad al futuro de una entidad histórica en el fútbol andaluz y nacional.

PropellerAds