Una contrarreloj para un estado vegetativo

Banner_728x90

 

Foto: ecijabalompiesad.com
Foto: ecijabalompiesad.com

 

El compañero Jesús Rivera nos acerca su opinión frente a salir a los medios los dos dirigentes que ha tenido el club astigitano en esta pasada temporada.

Conforme han comparecido públicamente José Luis Soto, ex-presidente y el actual presidente y accionista mayoritario del Écija Balompié, van cogiendo forma ciertas cuestiones difíciles de entender en su momento.

Jesús Rivera.-@jesusrinu

Tras pasar el empresario valenciano y José Luis Soto Díaz por los micrófonos del periodista Fernando Domínguez y comprobar que nos han mentido a todos con medias verdades y con un oscurantismo que ni en la casa del terror, … mientras juegan con la ilusión de un aficionado que ve como uno y otro se tiran la pelota -y nunca mejor dicho- en su tejado. El ‘envejecimiento’ del club, si me permiten este símil, ha sido de un auténtico desgaste en la última temporada. Donde para mí el Écija Balompié está en estado vegetativo.

Haciendo memoria, recuerdo aquella palabras de Soto en su carta de despedida donde dejaba “un Écija Balompié vivo y de los ecijanos”, para mí está prácticamente inerte y además NO es de lo ecijanos, sino de un “empresario” valenciano que quiere aprovecharse de un sentimiento para no perder el poco dinero que se ha sacado de la billetera. Me podéis decir, Gordillo y Roberto Ríos ¿de dónde eran?. Efectivamente ninguno era astigitano, pero apostaron realmente por el club, aunque ya sabemos donde terminó todo. Está claro que no sentían los colores ni fueron de niño del equipo de la ciudad de las torres, aunque eso sí, dejaron a un equipo campeón de liga con Nogués, devolvieron la ilusión a los seguidores azulinos y no se si será lo más importante, pero consiguieron un gran patrocinio para el club, que le ha sido de bastante ayuda a los Soto and company en todos estos años, rondando el millón de euros. Sí, hablo de esa aseguradora suiza que el señor Serrano no ha cuidado o no ha querido cuidarla.

Cierto es, el club sigue debiendo las nóminas a los futbolistas, entre tres y dos meses y medio a ciertos jugadores; teniendo hasta final de mes para liquidar una cantidad que podría rondar los 17.000 euros, cantidad que para algunos no cuadra.

Aunque lo que menos cuadra es la imagen institucional que ha causado un «empresario» que decía querer mucho al Écija y un ex-futbolista que quiere sacar tajada a un desastre por su parte pidiendo 133.500 euros, ahí es nada; una deuda que baila por 50 mil euros. Ahora ya solo cuento los últimos días de un club que ha sido un referente en el fútbol andaluz. La contrarreloj comenzó hace tiempo aunque… qué sabemos nosotros…

CARTA DESPEDIDA DE SOTO

PropellerAds

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

POLÍTICA DE COMENTARIOS: Este es un espacio para el debate. Se publicarán todos los comentarios que, a favor o en contra de la publicación, sean respetuosos y no contengan expresiones discriminatorias, difamatorias o contrarias a la legislación vigente.
Responsable: Jesús Rivera | Finalidad: Gestión de comentarios | Legitimación: Tu consentimiento. Por favor lea nuestra Política de privacidad antes de comentar.