«Es el momento que Écija pegue un paso hacia adelante»

Entrevistamos a Juan Ramón Martín, ex jugador, ex entrenador y ex director deportivo del Écija Balompié.

Conversar con Juan Ramón Martín Pastor (Écija, 27/01/1973) es darse cuenta que el balompié corre por sus venas. Es entrar en una dimensión de vivencias sobre el fútbol y que a todo buen aficionado le gustaría escuchar.

Hablamos de historia, ¿qué recuerdos tiene de aquel ascenso con el Écija a Segunda División?

“Ha sido la mejor etapa del Écija en toda su historia. Tengo recuerdos maravillosos. Recuerdo toda la temporada en Segunda División “B”, en la que nos dirigió Manolo Wic e hicimos una liga regular formidable, y después llegaron los play offs. Una anécdota que recuerdo, cuando nos dijeron el sorteo, porque nos había tocado el Numancia de Lotina, el Levante de Juande Ramos que llevaba veintitantos partidos sin perder y el Pontevedra. Pues la verdad es que dijimos: hasta aquí hemos llegado… Dimos la sorpresa a base de mucha unión en el vestuario. Había un grupo fenomenal. Yo apenas tenía veintiún años, pues recuerdo a gente con treinta y cuatro o treinta y cinco años que era gente muy sacrificada, muy honrada, que te integraban en el grupo y parecías un veterano más. Estoy orgulloso de haberla vivido desde dentro y haber participado con ese gol en el campo del Levante. Para mí ha sido el gol más importante que he metido en mi carrera”.

¿Cómo fue su etapa en la ciudad deportiva del Sevilla? 

“Fue una etapa muy bonita para mí. Fue una experiencia impresionante. Es cierto que firmé tres años pero no pude estar todo lo que firmé allí. Quizás me decliné por la oferta que más me llamaba la atención. Después de dos años en Segunda División “A”, en la  que disputé bastantes partidos, fueron tres o cuatro equipos los que se interesaron, entre ellos el Villarreal que estaba en Segunda, el propio Levante, Sevilla… Es normal que te inclines por la oferta que más te llama la atención, pero era la más difícil porque el Sevilla, el tercer o cuarto equipo mejor de España. Sabía que iba a ser complicado, allí me fui y pasé muy buenos momentos, dejé muy buenos amigos. De hecho, todavía voy por la ciudad deportiva y tengo grandes amistades, entre ellas la de Monchi, que coincidí con él en el equipo y hoy en día puedo estar muy orgulloso de haber pertenecido a esa gran entidad como es el Sevilla F.C.”.

Después de haber conocido a muchísimos futbolistas, ¿qué jugador nos diría que más le ha marcado? ¿y por qué?

“He conocido bastantes jugadores que me han marcado, en mi etapa de entrenador y en mi etapa de jugador. En mis principios, un compañero como Juan Villena, que me ayudó bastante y fue un espejo para mí, sobre todo en los primeros años. Gente como Juan Copado, que era un profesional. Lo veía entrenar y yo decía… tengo que entrenar igual que este hombre si quiero hacer algo”.

“He conocido a jugadores de una talla futbolística impresionante. En Ceuta coincidí con Silas, un portugués, que no me explicaba cómo estaba jugando en Segunda División “B”. De hecho, después llegó a jugar en Portugal, lo entrenó Mourinho en el Leiria. También fue a la Premier League y tengo bastante contacto con él, y de hecho es entrenador de Primera División de Portugal”.

“Me dejo atrás a muchísimos porque he conocido a jugadores de una calidad, tanto personal como futbolística, increible. Seguro me dirán, no me dices a mí y es verdad que sería complicado y muy difícil de nombrarlos a todos porque han sido muchísimos”.

¿Qué situación es más difícil de afrontar, cuando estás para meterse en playoff o cuando te juegas la vida por la permanencia?

“Creo que la más difícil es cuando te juegas la vida por una permanencia, porque meterte en un play off, como hemos hecho nosotros en Ceuta en los dos últimos años, quedando subcampeón, pues yo creo que todo el viento sopla a favor. Sabes que las cosas las estás haciendo bien, que si estás ahí es por algo. Cuando estás metido en una zona de descenso es muy complicado porque ya no tienes la misma confianza, los jugadores tampoco, ya empiezan a aparecer los fantasmas y es una situación realmente complicada y difícil. Realmente prefiero estar luchando por los play off que por el descenso”.

En Écija, el nombre de Juan Ramón Martín es una institución. Ha desempeñado numerosas facetas; la de jugador, entrenador e incluso director deportivo, con tan buenos resultados. ¿Con cuál se quedaría, con la de míster o en los despachos como director deportivo?

“Me quedaría con las tres porque creo que han sido tres facetas muy importantes en mi vida, en las cuales creo que hecho cosas importantes, en algunas situaciones mejores que otras. En las de entrenador pues ha sido en unas situaciones bastante difíciles. Después de que el equipo hubiera descendido de Segunda División “B”, parecía que iba a descender y es cierto que tuvimos que hacer un equipo con lo que teníamos. Salir del paso en nuestro primer año, que creo que hicimos un buen año con lo que teníamos económicamente. También reseño como director deportivo, que fueron tres o cuatro años impresionante, que hemos firmado jugadores que muchos han estado en Primera División. De hecho, hace cinco minutos acabo de hablar con Antoñito, jugador del Valladolid, que el domingo juega un partido con el Espanyol muy importante. Me llaman para pedirme consejos, y eso la verdad es que digno de mencionar. De las tres, me quedo con jugador, que es la más fácil porque el jugador entrena tres horas al día, das lo máximo de ti, tienes confianza. Es lo más bonito. Llegas a tu casa, descansas, piensas en el siguiente entrenamiento y siguiente partido. Es un mundo totalmente aparte porque el entrenador y el director deportivo se lleva los problemas a casa. Vive doce o catorce horas de fútbol, porque tiene que estar pendiente del teléfono, de jugadores y de representantes”.

Además, como buen aficionado al Écija Balompié que es, uno trata de ponerse en la piel del aficionado fiel, ¿piensa que Écija volverá disfrutar de fútbol en categoría nacional?

“Estamos ante la peor situación de fútbol de las últimas décadas en Écija. Es muy triste que una ciudad con más de cuarenta mil habitantes, con lo que ha sido, como hace prácticamente dos décadas estar en Segunda División “A”, peleando con equipos que ahora están en primera, como Mallorca, es complicado. Tengo fe y tengo confianza de que las instituciones tomen cartas en el asunto y de una vez por todas pues se llame a la cordura y la gente que en realidad son de fútbol en Écija se unan todos, y las instituciones a la cabeza, sean capaces ante la situación tan complicada que vive el fútbol ecijano”.

“Es el momento que Écija pegue un paso hacia adelante, que su afición pegue un paso hacia adelante y diga que en Écija, al igual que otras cosas, también queremos tener fútbol en categoría nacional. Yo creo que se lo merece en todos los aspectos porque cada vez que sales de aquí, a cualquier pueblo o ciudad de fútbol, todo buen aficionado al fútbol nos dice que es una lástima lo que ha sucedido con el Écija, que es un club emblemático y que siempre ha sido el espejo de donde mirarse otros clubes de la provincia de Sevilla e incluso de Andalucía”.

Juan Ramón Martín siempre ha dicho que Ceuta es su segunda casa. Tras una etapa como jugador y otra como entrenador, donde ha dirigido a la A.D. Ceuta F.C. cuatro temporadas, e incluso en la última se jugó la fase de ascenso, ¿cuál fue el factor para no continuar en el equipo caballa en la temporada 2019/2020?

“Fueron tres años muy buenos, en el cual la primera vez cogí el equipo en diciembre, a un punto del descenso, nos quedamos a las puertas del play off, haciendo la mejor segunda vuelta de todos los equipos de Tercera División. Ello me llevó a renovar dos años más. Las dos últimas hicimos dos grandes campeonatos, quedando subcampeón, a un punto del Cádiz “B”, que ahora mismo está en Segunda División “B”. Han sido años tremendos. Hemos batido todos los récords del Ceuta, de puntos, de partidos ganados, de racha de partidos ganados consecutivos. Después de jugar los play offs y de quedarnos con la miel en los labios yo me reuní con el presidente, hablamos y yo creo que había que dar un cambio y yo necesitaba un descanso. Las etapas de los entrenadores van pasando con los años en los clubes y sabía que mi etapa había terminado”.

Nos consta que alguna que otra oferta le ha llegado, ¿qué proyecto tiene en mente?

“Cuando terminó la temporada pasada, mi principal objetivo era descansar hasta diciembre, tomarme cinco meses de relax. Me salió algún equipo de la parte del norte, pero no lo vi conveniente estar tan lejos de mi familia. Ahora, en diciembre, he empezado a moverme y me ha salido una oferta de un equipo de la parte de Extremadura, con una oferta seria, pero he decidido esperar. Esperar una buena opción deportiva. Es cierto que te llaman los clubes y los representantes, que se interesan. También hay algo por aquí cercano que puede que salga para la temporada que viene. Ahora toca ver mucho fútbol, toca los fines de semana seguir reciclándose y haciendo informes de partidos para el año que viene, para el tema de futbolistas. Venía bien este descanso tras tres años seguidos entrenando y seguro que el año que viene saldrá un proyecto convincente que sea una buena opción deportiva”.

Hablamos de cantera, ¿crees que el existir muchos clubes en Écija beneficia o perjudica? Por cierto, ¿de qué salud goza la cantera en la ciudad?

“Si hay rivalidad sana es bueno, que haya cordialidad y amistad entre los clubes, se faciliten las cosas… yo creo que es positivo y es bueno. Lo que ha pasado este año con el Ciudad del Sol ha sido una cosa muy importante para que los niños pudieran seguir compitiendo, seguir formándose tanto deportivamente como socialmente. Han hecho una labor importante no dejando a estos niños en la calle y no teniendo que emigrar a ningún club vecino o a ninguna localidad vecina para jugar. Es de agradecer y es de admirar. Lo malo es que haya rencilla entre clubes, que haya mal rollo entre clubes y enemistades. Eso más que beneficiar, perjudica”.

“En Écija, el fútbol de cantera goza de buena salud. Es cierto que muchas cosas de la base que se puede mejorar, muchísimas, en instalaciones, material. La categoría lo dice; si estamos en categoría baja es porque, quizá, no estamos pasando nuestro mejor momento, pero hay cosas que sí son muy positivas en el fútbol ecijano y de la cantera de Écija. Goza de buena salud, pero como todo en el fútbol, todo es mejorable”.

Desde Instagram, hemos elegido la pregunta de Paco Vázquez. ¿Merece la pena ser entrenador hoy en día con la falta de compromiso y sacrificio que hay en los clubes?

“Creo que hay clubes que son bastante serios. En el fútbol como en la vida hay de todo, empresas más serias y menos serias, y para mí sí merece la pena porque es mi vida. Llevo desde los diez años jugando al fútbol y llevo toda mi vida por y para esto. He vivido cosas muy importantes. Vengo precisamente de un club, como es el Ceuta, donde me he encontrado un presidente, como es Luhay Hamido, que ha sido el estandarte del Ceuta en los últimos años. Ha sido una persona dedicada por y para su club. Ha dado mucha seriedad y ha sido el artífice de que me quedara allí tres años. Me ha demostrado una seriedad increíble. Merece muy y mucho la pena luchar por algo que te guste”.

PropellerAds
Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

POLÍTICA DE COMENTARIOS: Este es un espacio para el debate. Se publicarán todos los comentarios que, a favor o en contra de la publicación, sean respetuosos y no contengan expresiones discriminatorias, difamatorias o contrarias a la legislación vigente.
Responsable: Jesús Rivera | Finalidad: Gestión de comentarios | Legitimación: Tu consentimiento. Por favor lea nuestra Política de privacidad antes de comentar.