Antonio Díaz: “Habría que unificar a los clubes e intentar que fuese uno solo”

Recordamos al extinto Juventud de Écija con Antonio Díaz, ex jugador que también jugó en el Écija Balompié donde llegó a ascender a Tercera División.

En vísperas de que se anuncie otra prórroga del estado de alarma, nos ponemos en contacto con unas de las viejas glorias del fútbol astigitano. Se trata de Antonio José Díaz Ruiz, más conocido como Antonio “El Negro” (Écija, 1964). 

Antonio se crió en las categorías inferiores del Club Juventud de Écija, para después pasar al sénior del Écija Balompié y conseguir el ascenso a Tercera División en la temporada 1986/87. Posteriormente, militó también en el A.F.A.

Los días pasan, Antonio y su familia, como toda la población, se mantienen en su domicilio, “lo llevamos como en todas las casas; con resignación e intentando que pasen los días. Viendo la televisión, el ordenador, lo típico… lo que creo que hacemos todo el mundo. Intentando hacer deporte para no coger más peso del que tenemos ya. La mejor vacuna es: todos en casa y esperar que esto pase pronto para volver a nuestro día a día”.


“Me quedo con la calidad humana del Juventud. En eso sí que éramos unos campeones”.


Llegó a jugar en la época dorada de la cantera del Juventud, pero ¿con qué vivencia se queda? “Sería complicado decir alguna en concreto porque la verdad es que he pasado muy buenos momentos tanto en el Juventud como en el Écija. Me quedo con uno que, la verdad, fue quedar campeones en juveniles y jugamos la fase de ascenso a Liga Nacional. Creo que fue el primer equipo juvenil de Écija, por lo menos jugar esa fase. Después tuvimos la desgracia de no llegar a subir, pero ahí estuvimos”. Quiso acordarse del entrenador Manolo Jiménez, “fue un adelantado a su tiempo en cuanto a formas de entrenar, consiguiendo que jugadores como Melenas, Moncayo y Lito se fueran a jugar al Betis”.

 

La entidad rojilla es una familia y el paso por el club no pasó ni mucho menos de puntillas para vosotros, y sabemos que se reúnen una vez al año para jugar un partidillo,“sí, juntos a los Guayos somos el grupo, que relacionado con el fútbol, nos seguimos juntando. Llevamos ya como veinticuatro o veinticinco años, si no me equivoco, que nos seguimos reuniendo todos los años. Viene Melenas de Canarias, Quique, Palma, Jesús Rueda… Nos juntamos, echamos nuestro ratito, y evidentemente la calidad nunca se pierde, pero sobre todo me quedo con la calidad humana. Creo que en eso somos unos campeones”. Además, habéis colaborado con algún que otro club de la ciudad, “nos constituimos como asociación, con Juan Antonio, el del mesón, como presidente, y todos los años donamos una pequeña cantidad a fútbol femenino, al equipo de Vázquez de la Astigitana. Intentamos, dentro de nuestras limitaciones, hacer una pequeña ayuda a la gente que está trabajando por el fútbol”.

Nos quiso contar cómo se produjo su fichaje por el Écija Balompié,”yo vivía en la calle Arroyo, en el número 12, unos pisos que había al lado del taller de Mateo. Resulta que yo vivía en el bajo y Manolín Cáceres vivía en el quinto piso, que era presidente del Écija. Entonces vinieron a hablar conmigo, quedamos para firmar el contrato y quedamos en el restaurante de las Vegas, de Villanueva del Rey. Yo no tenía carné y venía mi padre conmigo y me decía… pero bueno, si Manolín Cáceres vive arriba por qué no baja o subimos y hablamos con él. Le dije, no papá, esto del fútbol es así, hay que darle una formalidad. Con el vecino de arriba fuimos a reunirnos a las Vegas en Villanueva. En ese contrato se hace referencia a mil pesetas por puntos; cuando se ganaban eran 2 puntos, por lo que eran dos mil pesetas y cuando se empataba eran mil pesetas. Era curioso, porque la cantidad era relacionada con la veteranía del futbolista. Claro, yo era el que menos cobraba. Había otros que cobraban 1.500, 2.000 ó 2.500 pesetas”[CONSULTA AQUÍ EL CONTRATO]. El cambio de equipo se produjo con total normalidad, “tristemente todavía no estaba unificado el Écija y el Juventud, pero no tuve ningún tipo de problema, en absoluto. En el Écija me recibieron estupendamente. Aquella temporada no se subió, la empezó Antonio Pedraza, pero creo que cogió las riendas del equipo Rafa. El cambio fue totalmente positivo”.

Con Rafa Fernández disfrutó de experiencias inolvidables. Por ejemplo, Díaz, una vez retirado, tuvo un infortunio, 5 o 6 días antes de las pruebas físicas a las plazas de policía local me lesioné. Tuve una rotura fibrilar y yo no sabía a quién acudir. Fui en busca de Rafa y me dijo: Tú no te preocupes que tú para esa fecha estás preparado. Todos los días iba al campo de fútbol, me trataba y me mimaba, no me cobró ningún euro. Y el día que me presenté, Rafa estaba allí con Miguel Alcántara, y cuando terminé la carrera me dijo Rafa: Te dicen ‘el negro’ pero estás blanco como la pared. La pasé gracias a Rafa”.

Haciendo memoria, Antonio nos cuenta cómo se vivió el ascenso a Tercera a las órdenes de Antonio Muñoz, “aquello fue una cosa casi histórica. Aquel fue el primero de los desplazamientos masivos para lograr el ansiado ascenso a Tercera División. Recuerdo aquel partido con mucho cariño. Aquel era un equipo que tenía futbolistas de una categoría, futbolistas de la comarca. Recuerdo a Orozco que vino cedido del Betis, Adolfo de Fuentes, Domínguez de La Luisiana, Sebastián y Llana de Lora del Río, Alberto Castro, Pepe Muñoz, no me quiero dejar ninguno atrás. Logramos algo que ha quedado en la historia del fútbol ecijano”. Pero en la previa del encuentro en San Juan de Aznalfarache ocurrió algo curioso, “yo estaba lesionado con un problema muscular y el día del viaje me bajé del autobús en Sevilla, para ir al domicilio particular de un médico, amigo de Herrainz. Me tumbó en su cama y me filtró para poder jugar el partido. Me acuerdo que llegamos al campo y no nos dejaban entrar. Tuvo que salir Villasanta”. 

Su situación laboral le impidió al año siguiente poder disfrutar de la Tercera División, “empecé, hice la pretemporada, de hecho jugué algún partido en Marchena, debuté en Tercera. Tenía muchos problemas con el horario, por mi tema laboral. Trabajaba en Seur y era repartidor de paquetería urgente. Era una categoría superior, requería entrenamientos más temprano. Había gente de fuera. Llegaba tarde a los entrenamientos y al final tuve que dejarlo. Me fue imposible. Fue una pena. Dejé el fútbol con 22 años”. 

Este deporte lo retomó al poco tiempo, “la siguiente temporada jugué en La Carlota, en la preferente de Córdoba. Después, jugué en el Fray Albino, también de Córdoba. Ahí ya colgué las botas”. Aunque eso de colgar las botas… “terminé jugando en el AFA”.


“A corto plazo, veo un futuro complicado para el fútbol senior en Écija”.


Lo ponemos en un compromiso. Jugó en el Juventud de Écija y Écija Balompié, ¿con cuál se quedaría? “Me quedaría con los dos, evidentemente ya que me he sentido como en mi casa. No he tenido ningún problema en ninguno de los dos clubes. Cierto es que cada uno con filosofías diferentes; el Juventud era un club más de cantera y el Écija Balompié tenía su cantera, pero por motivos, siempre se ha contado con jugadores foráneos para el primer equipo. No puedo decir que me quedo con uno. Es más, añado a AFA. Me siento orgulloso de haber jugado en los 3 clubes”. Además añade, “creo que he jugado en los tres únicos equipos (Écija Balompié, Juventud y AFA) que ha habido federados en Écija y en los tres he logrado el ascenso. Sin mal no recuerdo hubo otro equipo federado. No sé si fue El Valle o Montulia. Ahí no he jugado yo”.

Le preguntamos ahora por una cuestión que esta temporada ha sido nefasta para el fútbol ecijano; la no competición del Écija Balompié y la retirada del Écija C.F., ¿qué diagnóstico le daría al fútbol en Écija? “A corto plazo me da pena decirlo, lo veo complicado. Ya hemos visto lo que le ha pasado al Écija Balompié, hemos visto lo que le ha pasado al Écija C.F. Por un motivo u otro, no le ha ido bien a ninguno de los dos. A corto plazo, veo un futuro complicado para el fútbol senior en Écija”.

Ante la pregunta de qué hemos hecho mal en Écija para perder una categoría nacional, Antonio, desde su punto de vista, lo plantea así: “Analizar las cosas a toro pasado es más fácil. También se han hecho cosas bien, hemos estado muchísimos años en Segunda División B. Creo que hemos sido el segundo equipo a nivel nacional que más años ha estado en Segunda B de forma continuada. Yo he visto en el San Pablo, y no hace mucho, en el equipo titular a seis ecijanos. Al final es una cuestión de planteamiento, si aquí apostamos por tener a un equipo en la categoría más alta posible, lo queremos hacer el 90% con jugadores foráneos. Ahí estamos entrando en un tema delicado, en el sentido económico. Cuando todo va bien, el dinero fluye por todos lados, pero cuando no está tan bien, pasan estas cosas. Viene gente de fuera. Ya hemos padecido lo que hemos padecido con el valenciano, el coreano y este último con el maño. Así esto no funciona. Es plantearse las cosas en un futuro medio o largo plazo, pero con otra perspectiva”

De igual forma se le plantea por el fútbol base astigitano, ¿espera que se vuelva a crecer como antaño? “Te voy a contestar a este pregunta con una ampliación de la anterior. Pienso humildemente que haya tantos clubes no es positivo, habría que unificar a los clubes e intentar que fuese uno solo. Sé que es muy complicado y difícil. Hablar con el aficionado claro, hacer un proyecto de medio o largo plazo, empezar a trabajar con la cantera, intentar estar en las mejores categorías que haya de cada edad. Siempre he dicho lo mismo, cuando jugábamos con los juveniles del Juventud, en aquellos entonces, metíamos en el campo a 500 personas. Siempre pongo el ejemplo, imaginemos que tenemos un equipo juvenil en División de Honor, y vinieran equipos como Málaga, Sevilla, Cádiz, ¿no íbamos a ir aficionados a verlo? Claro que sí. A partir de ahí, tener unos cimientos buenos, y en unos años tener un equipo senior potente, con una base sólida de futbolistas de Écija y de la comarca, evidentemente. Después, si hay que reforzar el equipo con 3 o 4 a lo sumo 5 futbolistas de fuera, con más veteranía, que reforzaran de verdad el equipo, bienvenido sean. La base principal tienen que ser futbolistas de Écija y de la comarca. Y el estadio San Pablo, desde las 9 de la mañana hasta que se cierre jugando al fútbol los niños y el equipo senior. Y creo que ése sería un proyecto para que la cantera y el fútbol en Écija siguiera creciendo”.

Por último, quisimos preguntarle por un tema de actualidad, el fútbol con el Coronavirus. ¿Qué pasará finalmente con las competiciones? “Me imagino que los dirigentes del fútbol intentarán que se termine las ligas, tanto amateurs como profesionales. Ya están hablando hasta julio o agosto. No sé hasta qué punto, por ejemplo, la zona de Andalucía si se podría llevar a cabo. Evidentemente sería lo más justo para los ascensos, para los descensos y para los aficionados que han pagado un abono y tienen que ver a su equipo jugar. Me remito a preguntas anteriores, lo primero es la salud y ahora estamos con el tema del COVID-19 y vamos a seguir luchando. Cuando terminemos hablamos de fútbol y de lo que haga falta”.

PropellerAds
Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

POLÍTICA DE COMENTARIOS: Este es un espacio para el debate. Se publicarán todos los comentarios que, a favor o en contra de la publicación, sean respetuosos y no contengan expresiones discriminatorias, difamatorias o contrarias a la legislación vigente.
Responsable: Jesús Rivera | Finalidad: Gestión de comentarios | Legitimación: Tu consentimiento. Por favor lea nuestra Política de privacidad antes de comentar.