Manolo Wic: «Falta un equipo de referencia para que la cantera tenga una continuidad»

Banner_728x90

Retrocedemos al pasado del fútbol ecijano, a una época dorada, entrevistando a Manolo Wic.

 

Decir Manuel Wic Moral “Manolo Wic” (La Carlota, 9/12/1958) es hablar de épica, de historia y del logro más importante que ha acontecido el estadio San Pablo, el ascenso del Écija Balompié a Segunda División. Actualmente es profesor en las Escuelas Profesionales Sagrada Familia de Écija, Wic nos atendió amablemente para conversar de fútbol.

 

No podemos pasar por alto el salto a la Segunda División, ¿qué recuerdos tiene de aquella gesta?

“Aquella gesta y la temporada en general fue algo muy importante, que no se puede olvidar nunca porque es lo máximo que se ha conseguido dentro del fútbol local. Después a nivel personal, como un aficionado o amateur, que en ningún momento fui profesional porque siempre mantuve mi profesión, que era la de profesor, el recuerdo es imborrable e impresionante. En el punto de vista deportivo es lo más grande que me podía pasar”.

 

¿No le pica el gusanillo de volver a entrenar?

“La verdad es que sí. Siempre me ha gustado mucho, pero el entrenar es muy difícil tanto por la edad como las condiciones personales. Prefiero ser un aficionado, ver fútbol, comentar con entrenadores amigos y seguir la trayectoria del fútbol. Pero volver a sentarme en un banquillo, creo que mi etapa ha pasado ya y realmente no creo que vuelva a entrenar”, matiza que a nivel de fútbol base estaría encantado.

 

 

Pudo volver a sentarse en el banquillo del San Pablo hace poco más de un año, en un partido benéfico por la salvación del Écija Balompié. ¿Cómo es de especial ese banquillo para Manolo Wic?

El banquillo del San Pablo para mí ha sido algo muy bonito, con unos recuerdos muy importantes. Tanto el año del ascenso como la siguiente en Segunda División ha sido el ‘agujero’, como decíamos en aquella época, porque estaba bajo tierra, donde nos refugiamos para las buenas y para las malas. Aparte, en ese mismo banquillo, también viví el ascenso a Segunda B, como segundo entrenador, y un poquito más atrás, en la grada, también viví el ascenso a Regional Preferente. Los tres ascensos importantes, que se produjeron en aquella época, tuve la suerte de vivirlo, pero concretamente el sentarme en el banquillo del San Pablo es un recuerdo que se te ponen los vellos de punta. Ahí se han vivido momentos muy importantes para el fútbol de Écija, y he tenido la suerte de vivirlo”.

 

Has pasado por los banquillos del primer equipo, cantera, coordinador de la cantera y ahora lo vives desde la grada como aficionado, ¿de qué forma es más especial y por qué?

“Cada una de las etapas son importantes. Realmente cuando estuve en cantera fueron los inicios, era muy importante, era lo máximo. Además, si entrenas en cantera y vas subiendo escalones; pasas a ser segundo entrenador, ayudante en la secretaría técnica y te llega la posibilidad de ser primer entrenador del club, en una categoría como aquella, de Segunda División B. Es un objetivo que cuando empiezas a entrenar te planteas. Quiero entrenar al Écija Balompié. Entreno a infantiles, cadetes y juveniles, pero mi objetivo principal sería entrenar al primer equipo. El entrenador que había era Paco Chaparro. Le salió una posibilidad de entrenar en un equipo de superior categoría, en Segunda División A. La junta directiva que había en aquella época pues decidió proponérmelo a mí, me dijeron que si yo estaba dispuesto de pasar de segundo a primer entrenador. Me lo pensé unos minutos, en el camino de Sevilla a Écija porque la conversación se produjo en Sevilla, nos reunimos con Chaparro, nos comunicó que se iba al Extremadura y cuando llegué a Écija le contesté afirmativamente, diciéndole que asumía la responsabilidad”.

 

¿Cómo fue la experiencia de dirigir a un equipo cadete en la Primera Andaluza en lo que sería una de las épocas doradas de la cantera del Écija Balompié?

“Fue muy bonito. La primera vez que un equipo cadete asciende a la Primera Andaluza hubo un impasse. Yo no estaba haciendo nada en el fútbol, solamente viendo, entonces me ofreció la directiva la posibilidad de entrenar a ese equipo en esa categoría. Realmente fue muy bonito a pesar de que los resultados deportivos no fueron buenos, pero la experiencia fue impresionante. Además, los jugadores que participaron en esa temporada pues les valió de mucho. Después nos encontramos otra vez y se volvió a juntar un grupo muy parecido con Toni García, Migue, … que realmente están en el fútbol profesional. Nos encontramos en juveniles y también coincidió que ascendimos a División de Honor de juveniles, que fue otro logro de la cantera del Écija Balompié que no ha sido igualado. Fue ascender a la máxima categoría de juveniles, que se consiguió con la colaboración de Juanmi Puentenueva como entrenador del primer equipo juvenil, y yo estaba en funciones de coordinador de la cantera”.

Tantos años de fútbol, ¿Cuál es o ha sido el futbolista ecijano con más potencial que has visto?

“En ese mismo periodo de tiempo, jugadores como Pablo Herrera. Este jugador tuvo problemas de rodilla y no pudo continuar. Después Toni García, Migue, David Castro realmente han marcado ese periodo de tiempo. También ha habido futbolistas como Juan Ramón, que en esa época donde yo estaba de primer entrenador pues coincidió que él salía de juveniles. Estuvo un año cedido en Puebla de Cazalla y hubo un problema de una baja en la defensa, y se incorporó. Es un jugador que también fue muy importante. Un jugador concreto no destacaría, destacaría una serie de jugadores que destacaron muy y mucho”. Tampoco se quiso olvidar de Jonathan Ruiz, Rubén Pérez, Pedro García y Juan Ignacio.

 

Hace escasos días saltaba una noticia de alcance, la retirada del primer equipo de la competición del Écija C.F., ¿qué está pasando en Écija con el fútbol?

“No sé lo que está pasando. Me pilló de sorpresa. Es un equipo que ha empezado a flaquear tras una temporada muy buena. Sin embargo, este año ha empezado mal. Hubo problemas con una empresa, con jugadores de fuera, cosa que no se entiende porque si es una categoría provincial lo normal es que haya jugadores locales. No estamos hablando de Segunda División B o una Tercera puntera. Ahí empezó a no ser el Écija Club de Fútbol. El Écija C.F. empezó con un grupo de jugadores ecijanos o de muy cerca, entonces cuando cambió la política pues perdió un poco de interés. Perder ese poco de interés, y no tengo todos los datos, se ha podido llegar a falta de motivación”.

 

Hace unas semanas confirmaban competir en División de Honor, ahora se habla de Primera Andaluza, ¿que credibilidad tiene Ángel Gómez Mariscal para el aficionado?

Sobre ese aspecto no puedo hablar mucho porque al señor Mariscal no lo conozco de nada. Lo del año pasado es inexplicable. Es muy complicado. Hay unas cuestiones federativas y económicas que hay que solventar, y mientras no se solvente, tengo entendido que la federación no autoriza la competición. Si no se solventa este año desaparece el club. Tiene un año de sanción, y a partir de ahí estaría liquidado y tendría que empezar de cero”.

“Si este señor dice que lo va a solucionar confiemos en que lo solucione. Habría que ver que está solucionado para poder confiar. Lo único que puedo decir que el pasado año me saqué el carné y después nos hemos quedado sin fútbol. La postura que tengo es de apoyar en la medida que pueda, y en la medida que podía el año pasado era haciéndome abonado”.

“Tendrá la credibilidad que él sea capaz de ganarse. Se tiene que ganar la credibilidad a partir de hechos. Ha hablado que va a hacer unas jornadas de tecnificación, unas jornadas de puertas abiertas, pero eso hay que verlo, y que federativamente se pueda competir, que haya viabilidad”.

 

 

Preguntas de los lectores en Instagram

Paco Vázquez (@pacovazquez1969uda) – ¿En qué problema del fútbol ecijano debemos de poner más empeño actualmente para solucionarlo?

“La cuestión es que haya un equipo representativo de la ciudad. Un equipo, donde esa cantera tenga un objetivo para jugar. Ahora mismo tenemos el juvenil del Écija C.F., Astigitana y Ciudad del Sol. ¿Cuál es el objetivo de esos jugadores? Lo que hay que poner es un equipo de referencia para que esa cantera que está funcionando bien tenga una continuidad, no que cuando llegan a cumplir juveniles se tengan que ir a fútbol sala u otros pueblos de la comarca”.

Luiso Navas (@luisonavas) – ¿Por qué dejó el fútbol?

“Más que dejar el fútbol yo tuve mi etapa. Cuando terminé de entrenar al Écija Balompié me salieron cosas para seguir entrenando fuera de Écija, pero no estaba en plan profesional y tenía mi trabajo fijo. Para dejar mi trabajo tenía que ser un contrato que pudiera abandonar mi profesión. No me salieron esos contratos y decidí seguir aquí (en Écija), en otras labores. En determinada época tuve ofertas para poder entrenar no en Segunda División pero sí en Segunda División B e incluso Tercera. Después de estar entrenando en Segunda e irte a una categoría con un contrato sin objetivo de ascenso o estar luchando por los puestos de arriba pues no lo consideré. Eran cuestiones más personales. A partir de ahí tuve la posibilidad de trabajar en cantera”.

PropellerAds

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

POLÍTICA DE COMENTARIOS: Este es un espacio para el debate. Se publicarán todos los comentarios que, a favor o en contra de la publicación, sean respetuosos y no contengan expresiones discriminatorias, difamatorias o contrarias a la legislación vigente.
Responsable: Jesús Rivera | Finalidad: Gestión de comentarios | Legitimación: Tu consentimiento. Por favor lea nuestra Política de privacidad antes de comentar.